viernes, 29 de abril de 2011

Mou

Mourinho, lo sabemos desde hace tiempo, nunca pierde. Se equivoca el árbitro, lo persigue la Federación, lo maltrata la prensa, pero no lo esperen en la derrota. No aguarden por un reconocimiento al rival, por una autocrítica envuelta en juego limpio. El mito del eterno triunfador no se construye en base a eso, sino a la Historia, con mayúsculas, la que escriben los triunfadores donde quiera que van, un año aquí, otro allá, sin dejar el tiempo suficiente para que todo el mundo se canse de las excusas y del Special One cabalgando a lomos del triunfo fraguado con equipos de talonario. Su estilo de juego es legítimo, olvídense ya de la superioridad moral del Barça, es igualmente cansina. El problema es el victimismo, la infalibilidad y, ya que estamos, su cara de haberse levantado de la cama hace cinco minutos. Que se afeite y que se corte el pelo, hombre ya. Eso, para empezar; después, si eso, seguimos hablando del árbitro.

jueves, 21 de abril de 2011

Reprobar a la oposición

El bipartito de Pontevedra va a conseguir un hecho insólito: reprobar a la oposición. Lo normal, ustedes ya se lo habrán imaginado, es que se repruebe a aquellas personas que tienen responsabilidad de gobierno, pero el PP ha cometido el delito de llenar de contenido un pleno municipal. Al parecer, había un pacto de no agresión de cara a las dos últimas sesiones de la Corporación y está claro que el hecho de romper ese acuerdo supone una afrenta difícilmente superable en democracia. Algún observador de la política municipal podría pensar que esta postura le puede salir mal a Lores, que dar opciones a Telmo Martín de presentarse como una víctima a un mes de las elecciones no es inteligente, que una vez pasado lo peor del caso Naturgalia lo mejor sería dejar las cosas como están. Incluso podría recordar que el exceso de confianza ya jugó una mala pasada al BNG en 2007. Visto lo visto, nada de eso se ha considerado importante.

miércoles, 20 de abril de 2011

La declaración, el error y el oasis

Esta era la semana grande del PP con el caso Naturgalia. La declaración del concejal de Facenda, Raimundo González, como imputado por fraude y prevaricación suponía el momento cumbre del proceso antes de las elecciones. Pero el PP cometió un error en el peor momento. (...)

http://diariodepontevedra.galiciae.com/nova/85826.html

martes, 19 de abril de 2011

Promesas

No habla mucho, todo hay que decirlo, quizás porque fue director de banco y de economía algo sabe, así que mejor ahorrar para cuando no haya. Pronuncia frases sueltas, como si a golpe de pequeñas sentencias quisiese recitar un decálogo de la vida. (...)

http://diariodepontevedra.galiciae.com/nova/85507.html

jueves, 14 de abril de 2011

El tren de cercanías

El Ministerio de Fomento estudia transferir a la Xunta de Galicia las competencias sobre los trenes regionales. El anuncio, realizado ayer por José Blanco, puede suponer el trampolín desde el que despegue un ferrocarril de cercanías en condiciones. El AVE lo inunda todo, pero desde el punto de vista de los pasajeros uno siempre ha considerado prioritario el tren de proximidad. El número de personas que se desplazan a Madrid es infinitamente más pequeño que el del público potencial que utilizaría el ferrocarril para desplazarse a su lugar de trabajo. Claro que para eso tiene que existir un servicio en condiciones que, por ejemplo, permita que los viajeros tengan la seguridad de que habrá un convoy saliendo cada diez minutos de la estación. Para Pontevedra, esa ciudad en la que los coches lo tienen difícil, sería una gran noticia. Aunque después sigamos sin saber qué es eso del transporte urbano.

viernes, 8 de abril de 2011

Curiosidades

El Madrid de baloncesto se juega hoy volver a su primera Final Four en dieciséis años. Resulta cuando menos curioso si se tiene en cuenta el ruido que ha rodeado a la sección durante toda la temporada, dimisión de Messina incluida. Las críticas se han sucedido pese a la limitación de la plantilla en algunos puestos y ahora puede ser el único equipo español luchando por el título. Mientras tanto, el Barcelona, que sigue disfrutando de una plantilla de lujo, se ha quedado por el camino sin que el entorno mediático de la ciudad haya pedido que rueden cabezas. Es la diferencia entre una prensa y la otra de unos años a esta parte. Una vive adormilada por la inercia de los éxitos y la otra se dedica a criticar y desestabilizar a quien no le baila el agua. Hoy es el Madrid el que puede acariciar la gloria. Sería divertido ver cómo se sube el Marca al carro de los ganadores en pleno mes de abril.

martes, 5 de abril de 2011

¿Qué es una campaña limpia?

Lores quiere una campaña limpia en la que se hable de ideas, de proyectos y de modelos de ciudad, en la que cesen las calumnias y las agresiones. Los hay que piensan que no resulta muy normal que el alcalde de Pontevedra y candidato a la reelección por el BNG reclame algo así semanas después de no ahorrarse descalificativos hacia el portavoz del PP, Telmo Martín. Carroñero, ruín, cobarde y cosas por el estilo salieron de su boca. Aunque también hay voces que apuntan que precisamente por el grado de intensidad que está alcanzando la carrera hacia las urnas es conveniente tratar de relajar los ánimos. (...) http://diariodepontevedra.galiciae.com/nova/83473.html

lunes, 4 de abril de 2011

viernes, 1 de abril de 2011

Aznar / gallego

Lo primero es recordar lo que ha dicho Aznar sobre Rajoy: «Tiene una gran experiencia y una gran capacidad de resolución, y capacidades para ser presidente, lo que pasa es que tiene su forma de ser, su origen gallego, su ejercicio de gallego». A partir de ahí se ha montado un buen lío porque PSdeG, BNG y A Mesa se han sentido muy ofendidos. No lo entiendo. O sí lo entiendo si lo circunscribimos todo al lodo preelectoral. Pero más allá no. No defenderé a Feijóo, que se ha ido a la otra punta al decir que gallego quería decir «pausado, tranquilo e inteligente», pero me parece claro que Aznar se refería a esa característica personal de Rajoy de no posicionarse, de no saberse si sube o si baja. A eso, si quieren, lo podemos llamar ‘reservado’. O ejercer de gallego. Si los políticos de la oposición se han sentido ofendidos por eso, deberían salir a la calle y ver qué opina la ciudadanía de su gremio en general. Ahí, entonces, igual llegaban a las manos.